RSS Feed

Crónica del “premio gordo”

16 diciembre, 2014 by cordoba

Los grandes maestros de la sospecha –Marx, Nietzsche y Freud- eran aprendices al respecto al lado de l@sveteran@s yay@flautas de Córdoba. No es una hipérbole andaluza, no. Si tiene usted la paciencia de seguir leyendo, entenderá el sentido de tan inquietante modo de empezar.

Nuestra crónica no es para consumo interno, va dirigida como si fuera a llegar a un público amplio (de ilusión también se vive), que no tiene por qué estar al corriente de las variopintas andanzas de este grupo yayofláutico; ni de otras criaturas, nacidas o revividas, tras el zumbido del 15M. Así que incluiremos detalles consabidos por la banda de flautistas para quien no los sepa y quiera conocernos mejor.

El revuelo de sospecha comenzó cuando un e-mail fue enviado para todo el googlegroup, críptico recinto del ciberespacio, al que solo tienen acceso el yayamen inscrito y el dúo Assange-Falciani que nos cae simpático.

 

Yayamen suspicaz

¿Sería obra de un hacker? Conviene saber de nuestra precaución de clandestinidad para que no nos encuentren fuera de la vía pública: en público a los polis les da vergüenza meterse con una silenciosa y pacífica columna canosa, calvorota o cojitranca aunque intrépida.

Gran parte del yayamen cordobés aún recuerda fugas y escaramuzas con los grises de Franco o tropiezos con aquella secreta y temible Brigada Político Social (motejada la Grisapo); y todavía conserva la precaución de no dar facilidades a las llamadas fuerzas de orden público. Así que cada vez que sale en los medios –en los que no nos prodigamos- la jeta aislada de un enano o enana del grupo, no es la misma que se vio la vez anterior: ¡Socorro. Hay enan@s por todas partes!

De ahí también la precaución de que no sepan dónde estamos salvo cuando aparecemos en la vía pública. Por ahora, nuestra sede de encuentro regular –lo digo porque ellos ya lo saben, a veces aparcan el coche cerca con el pinganillo puesto- sigue siendo la del asentamiento callejero primigenio del 15M en Córdoba, nuestra cuna. Allí nos juntamos periódicamente –aunque no siempre- para iniciar nuestra marcha de protesta, armad@s de pancartas denunciantes, u otras acciones nada clandestinas

En cuanto a asambleas y reuniones, deambulamos por centros cívicos, asociaciones de barrio, cafeterías y otros lugares de confianza de cuyo nombre no quiero acordarme.

 

El correo de la APDHA

El “emilio” procedía de la Secretaria de la Asociación pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA), Delegación de Córdoba. Se nos informaba de que el premio de este año para la provincia habían decidido darlo al Movimiento Ciudadano, objetivándolo en el Centro Rey Heredia y el colectivo yay@flauta, que tan tranquilo vivía maquinando y perpetrando sus acciones de denuncia. No era obra de un hacker, sino de que alguien consiguió la dirección de un yayo, el cual lo hizo llegar al colectivo. Uf. Nuestra fortaleza virtual es resistente al asedio, sólo la membresía de la banda de flauta tiene llave.

Una asamblea consensuó la siguiente respuesta:

“Nos sentimos muy honrad@s y agradecid@s por haber sido apreciad@s positivamente dentro de los movimientos ciudadanos por una asociación como APDHA.

También nos ha complacido muchísimo el que APDHA-CÓRDOBA nos haya emparejado en el premio con un colectivo de la importancia y significado, dentro de los movimientos sociales en Córdoba, como Rey Heredia.

No obstante quisiéramos hacerles llegar unas sugerencias muy a tono con la condición de movimiento social al que pertenecemos (15M).

Nuestro movimiento nació y se desarrolló en el espacio público de calles y plazas, y allí sigue desarrollándose nuestra actividad principal. Nos encontraríamos muy a gusto, a tenor de lo dicho, si el acto se celebrase en un lugar como el propio Colegio Rey Heredia, adecentado y puesto en valor social por un movimiento ciudadano. Esto le sería de gran ayuda y reconocimiento al colectivo que allí se alberga para seguir con su importante labor[1].

               También nos sentiríamos más a gusto –que en la Diputación, pongamos por caso- en un lugar sin significado político oficial, como la popular Plaza de la Corredera o cualquiera otra, o el Bulevar Gran Capitán (sede fundacional del 15M); si el tiempo no acompañara podría servir el salón de actos de la Facultad de Ciencias del Trabajo, pues este centro universitario también se ha distinguido por albergar conferencias y actos significativos en pro de los DD.HH.

Realmente queríamos evitar la foto con algún político fardando de habernos cedido un lugar público ¡simbólicamente representativo del estado de cosas que denunciamos (corruptelas, reparto de sillones parásitos y cosas así)!; ello hubiera constituido una contradicción, era una manera de legitimar el poder del régimen deudocrático que devasta derechos cívicos (Ley Mordaza) y sociales (Trabajo, Sanidad, Educación, Dependencia, Pobreza…).

Así como Marx sospechó de que la desigualdad social y la explotación capitalista fueran el destino y fin de la historia, Nietzsche de la religión del trasmundo, Freud del carácter diabólico o incurable de la neurosis, la banda de flautistas quería disipar cualquier sombra de legitimación del desorden existente en su aceptación del premio.

Pero en este caso las sospechas eran infundadas, he aquí cómo anunciaba Cordópolis el evento –y se expresaba la APDHA- en sus páginas digitales en días previos:

El Premio Derechos Humanos de la asamblea de socios de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) en Córdoba ha entregado su premio anual al Centro Social Rey Heredia y al movimiento ciudadano Yayoflautas. Con ello “reconocemos el gran papel que ambas iniciativas sociales han jugado durante los últimos 12 meses en la movilización de la ciudadanía cordobesa en la defensa de sus derechos básicos en un contexto especialmente hostil para los mismos”, ha señalado la asociación en una nota de prensa.

“Desde hace tiempo la APDHA ha asumido como uno de los lemas que mejor expresa el fundamento último de su idiosincrasia y líneas de trabajo que los derechos no se conceden; se conquistan y se defienden”, prosiguen. “Entendemos que tanto el Centro Social Rey Heredia y el movimiento Yayoflautas son una fantástica expresión material de ese lema, instituyéndose como herramientas de gran utilidad para que los ciudadanos cordobeses defendamos los derechos conseguidos en los ámbitos civil, político y social tras décadas de luchas, y para que nos lancemos a la conquista de aquéllos que aún están por conseguir”, avanzan. “Nunca podrá hablarse de una verdadera sociedad democrática sin una ciudadanía activa dispuesta a luchar por sus derechos fundamentales, y la APDHA consideraba obligado reconocer la aportación de los colectivos premiados en la consecución de ese objetivo”, termina.

Un acto reivindicativo el 10 de diciembre en la calle servirá para conmemorar el 66 aniversario de la aprobación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (bulevar del Gran Capitán, frente a la iglesia de San Nicolás a las 17.30) y precederá a la entrega del Premio Derechos Humanos 2014 a las 18.30 en el salón de actos del IES Maimónides (C/Alfonso XII).

Una vez aclarado que remábamos en la misma dirección, nos pusimos a conspirar sobre los próximos movimientos. Primero, en una asamblea previa al acto, y tras mucha deliberación, decidimos qué pancartas llevar junto con nuestro atuendo protestante. Y se nos hizo la una y las dos y… la hora de comer. Así que se dejó el resto para una reunión secreta, a celebrar en un bar céntrico a la vista de todos los parroquianos que nada se olían. En tal reunión -a cargo de una comisión abierta y voluntaria para quienes pudieran acudir- se resolvieron los últimos detalles: los ítems a tener en cuenta en el argumentario tras la aceptación; encargo de dirigirse al público, representándonos, a la yaya de mejor labia; y que, si se terciaba, aprovecharíamos el trayecto del Bulevar al Instituto Maimónides para ir en columna de pancartas. Consenso unánime en la comisión.

 

Bulevar y marcha de la columna yaya

Entrañable fue el acto del Bulevar, en el que sirvió de tarima oratoria el poyete de La Pérgola. Enfrente y alrededor, socios de APDHA, los movimientos implicados, la valiente tribu de Amnistía Internacional, ecologistas, feministas y caras conocidas de agitador@s de la localidad. Se repartieron pegadizas mordazas, para denunciar el paquete legislativo que recortará derechos civiles. Decenas de manos sostenían también alegatos pancartados contra el recorte de derechos sociales: pobreza, desahucios, sanidad, educación, desempleo, precariedad laboral, exilio de manos y cerebros currantes…

Desde La Pérgola, una socia de APDHA, representantes de Rey Heredia y espontáneos del yayamen incidieron sobre el citado temario como sentido de la concentración. Al finalizar APDHA invitó al público a trasladarse al salón de actos del Maimónides.

Treinta y pico flautistas formamos la columna con el chaleco amarillo. Enarbolamos una selección de pancartas, a una por cabeza, elegidas en mezcla de nuestras series monográficas[2]. Estas fueron algunas del conjunto resultante y paseante: A la cabeza en corrupción; Lucro de pocos, paro de muchos; A la calle que ya es hora; La calle no se calla; A la calle contra la corrupción; Persiguen la protesta social; Rescatan banqueros, desahucian obreros; Asistimos a otro robo de lo público; Cambiemos actitudes, seremos más libres; Pan, techo, trabajo digno; Ni silencio ni miedo, movilización; Si no damos guerra, volvemos a la postguerra; Subida de la electricidad, un robo legal; Gobiernos títeres de las eléctricas; Eléctricas, atraco y estafa; Si sube la luz, también sube el paro; Ninguna familia sin luz; Escuela pública, laica y coeducativa; Ricos a lo privado, pobres a lo público desmantelado;…

 

Recepción y fin de fiesta en el Maimónides

https://www.youtube.com/watch?v=RbVYpdw9roU

Córdoba ha sido la mayor potencia filosófica de España, antes de que fuera España. Séneca, Averroes –que pululó por nuestra Mezquita- y Maimónides –que no lo hizo por la Sinagoga que conservamos, sino por otra que fue arrasada- nos hicieron un honor naciendo aquí. A quien quiera darse un paseo filosófico, les ofrecemos un garbeo por el casco antiguo; delante de cada estatua les contaremos de qué iban tan brillantes y audaces cerebros.

A cada uno de ellos se le dedicó un Instituto de Educación Secundaria, que ahora llaman CES. Maimónides tuvo que salir por piernas hacia el norte de África y murió en Egipto rodeado de discípulos. Buen sitio, pues, para el acto de hoy, cuando la intolerancia quiere de nuevo poner mordazas. Su salón de actos se abre a conferencias, mesas redondas y reuniones cívicas de quienes lo solicitan; en este caso a petición de APDHA. La sala, grande aunque no tanto, se vio desbordada por la afluencia.

El presidente de la Asociación, Carlos Arce, explicó el sentido del premio dentro de las actividades de esta ONG. Supimos de cosas interesantes a las que se dedican en la ciudad: rescate de personas a través de acciones individuales e institucionales de soci@s y voluntariado. Sus áreas de trabajo: cárceles, educación, inmigración, marginalidad, prostitución, solidaridad internacional.

Sobre todo ello trataba el informe anual de APDHA respecto a nuestra provincia. Mucho interesó también el relato acerca de una reunión que mantuvo APDHA con representantes de los partidos que concurrían a las elecciones municipales de 2011 en nuestra ciudad. En ella les plantearon necesidades acuciantes en torno a vivienda social, marginación, inserción de excluidos… Todos apoyaron enfáticamente cubrir esos objetivos como propósito de su formación política. Mas tras las elecciones –según Arce-, cuando se les recordaba su promesa, hacía caso omiso tanto por la parte del consistorio en el gobierno como por la parte opositora.

Una representante de Rey Heredia explicó las acciones llevadas a cabo por este Centro Social y sus peripecias.

Nuestra yaya expuso, con emoción y razón, que somos a la vez hijos y abuelas del 15M; que las libertades sociales por las que luchábamos de jóvenes hoy se están recortando y desvirtuando para mayor gloria y beneficio del mercado de capitales, y de sus servidores políticos…

Luego, tras advertirnos Arce que a la casa del pobre hay que ir ya comido, pasamos a uno de los patios del Maimónides donde se montaron unas mesas para picar y beber deambulando. Aquellas patatas fritas y aceitunas del común nos supieron mejor que si hubieran sacado las gambas que se “jincaba” Fray Langostino, el enriquecido expresidente de la quebrada CajaSur.

A la hora de cerrar la sección de adultos de aquel cole, con un frío que pelaba, nos fuimos a casa con el corazón caliente.

En este youtube de El Entendedero TV pueden disfrutar imagen y sonido de todo esto:

http://www.apdha.org/?option=com_content&task=view&id=1137&Itemid=45

 


[1]NOTA PARA FORASTER@S: Una escuela abandonada desde hace años que fue ocupada y adecentada en 2013 por la entonces llamada Acampada Dignidad. Allí, sorteando obstáculos inimaginables, se instaló un comedor social, una biblioteca con donaciones populares de libros, se llevan a cabo regularmente clases de acompañamiento para niños, niñas y personas adultas del Distrito Sur, una radio comunitaria, talleres de informática e idiomas para adultos, conferencias, mesas redondas, recitales, conciertos, asambleas y reuniones de grupos o movimientos sin sede…

[2] NOTA PARA QUIEN LA HAYA MENESTER: Según qué acontecimientos estén inquietando o siendo ignorados en los medios o en la opinión pública, sacamos una tanda de frases u otra: Trabajo/Paro, Pensiones, Dependencia, Energía/Eléctricas, Educación, Violencia de Género, Corrupción, Ley Mordaza. Cada una tiene sentido por sí misma y cada serie ordenada constituye un manifiesto al respecto. Ponemos a disposición de todo grupo yay@fláutico que quiera el producto de tan paciente trabajo. Desde Manresa o Barcelona a Murcia, pasando por Castellón, Valencia o Cuart de Poblet, hasta llegar a Málaga pasando por Sevilla. O, si quieren acortar la ruta, desde Cataluña y otros nortes a Andalucía, pasando por Madrid. No lo duden compayay@s, contáctennos, será un placer compartir.

 

141213 APDHA y los Yayoflautas (18)   141213 APDHA y los Yayoflautas (14)

 

 

 

 

141213 APDHA y los Yayoflautas (1)


No hay comentarios »

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>